Seleccionar página

Supongo que si tuviese que hablar de los abuelos, no sabría por donde empezar, porque son de esas personas que son tanto para nosotros que cualquier palabra se queda corta.

Porque antes de nacer, ya tienen preparada su mejor sonrisa para recibirnos. Porque nos tienen mimados desde el minuto uno, nos consienten todo, saben hacernos reír en cada momento, nos regalan chuches cuando mamá no nos deja y nos dan dinero a escondidas como si fuera algo malo.

Porque lo son todo, porque nos cuentan historias que valen oro, y que nos pueden repetir una y otra vez. Porque sus abrazos nos rescatan del mundo y porque se alegran siempre, pase el tiempo que pase, de vernos. Porque aunque digan todos los nombres de tus primos antes que el tuyo, te quieren. Y mucho. Y más de lo que te quieres tú incluso.

Porque los abuelos son lo más. Porque sin ellos no seríamos nada.
Y porque les querremos siempre.

A los que están y a los que ya se fueron.